Hormigón​ Pulido

Cuando usamos el término hormigón pulido, ahora podemos hablar de diferentes materiales, diferentes técnicas.

En realidad, el término hormigón pulido designa originalmente el hormigón utilizado en la fabricación de grandes pavimentos industriales.

Este hormigón tradicional, dosificado a 350 kg de cemento por metro cúbico, se vierte a modo de losa o solera de forma convencional hasta un espesor mínimo de 8-10 cm.

Cuando el hormigón fragua, lo alisamos con paletas mecánicas a menudo llamadas “helicópteros”. Es durante este paso que incorporamos un cuarzo en polvo de color a la superficie del hormigón.

La misión del cuarzo es adherirse al hormigón para darle toda su resistencia y darle un aspecto liso y estético.

 

Características de un hormigón pulido

Brillo

Uno de los factores más importantes a la hora de crear un suelo es el brillo, puesto que transmite sensaciones inmediatas de limpieza, calidad, y estética. Permite reducir los costos de mantenimiento por que no genera polvo.

Cualidades mecánicas

No existe revestimiento, y su superficie es la misma que la base lo que evita daños y desconchones en el suelo. Además tiene una gran resistencia a desgaste que garantiza una larga vida.

Marcas en el suelo

En entornos de tráfico frecuente, como naves industriales y parking, es habitual ver marcas en el suelo y fragmentos de recubrimientos arrancados. Estas marcas son difíciles de limpiar y exigen continuos costes de reparación. Con el hormigón pulido no se producen marcas en el suelo, ni se daña la superficie.

Limpieza y mantenimiento

Otra de las grandes ventajas de un hormigón pulido es su facilidad de limpieza y reducidos costes de mantenimiento.
 El color
El hormigón puede ser coloreado con multitud de tintes. Pudiendo grabar en el pavimento el anagrama de la empresa.

Cualidades

Las carretillas elevadoras que se utilizan en naves industriales producen un gran desgaste y ruidos en los suelos de resina, además de dejar marcas difíciles de limpiar.
Se consigue un suelo con excelentes cualidades mecánicas:
    • Se reduce el nivel de ruido
    • No quedan marcas
    • Gran resistencia al desgaste

El método para el pulido y restauración de pavimento de hormigón

    1. Eliminación de recubrimientos y partes blandas del suelo.
    2. El desbaste proporciona una superficie plana y fina.
    3. Impregnación con silicatos para endurecer la superficie.
    4. Pulido hasta el acabado de brillo natural del hormigón.
    5. Un suelo funcional, resistente y ecológico.
    6. Permite reducir ampliamente los costes de mantenimiento, al no generar polvo.

Llámanos